Traducción de términos tecnológicos: Código abierto


Eleanor Montgomery

Bienvenido al tercer artículo de nuestra serie Traducción de términos tecnológicos. La idea de estas entradas del blog es ayudarte a comprender algunos de los términos y expresiones técnicas que utilizamos cuando describimos y explicamos las plataformas que te ayudamos a crear, lanzar y mantener. Nuestro equipo está compuesto por profesionales especializados que están familiarizados con la tecnología que usamos a diario. Queremos que te sientas cómodo cuando hablamos contigo de tu plataforma, que entiendas qué estamos diciendo, que nos hagas preguntas cuando tengas dudas y que comprendas, en líneas generales, la tecnología que utilizamos cuando creamos tu plataforma online.

Nuestro equipo internacional de expertos tecnológicos busca constantemente nuevas formas de mejorar los servicios que ofrecemos y nosotros procuramos continuamente hallar nuevas formas de compartir nuestro conocimiento con nuestros clientes y ayudarles a triunfar.

Ya hemos abordado los sistemas de gestión de contenidos y hemos hablado de WordPress; ahora, continuaremos con esta miniserie de traducción de términos tecnológicos echando un vistazo al software de código abierto.

Código abierto

Para empezar, veamos qué significa el término «código abierto». Según el diccionario Merriam-Webster, en el ámbito del software, código abierto se refiere al «código fuente disponible libremente para su posible modificación o redistribución». El primer uso conocido del término, según el diccionario, se remonta a 1998. Las cosas han evolucionado mucho desde entonces y el software de código abierto se ha convertido en un término cotidiano utilizado por numerosos profesionales del sector tecnológico.

Hay muchísimos motivos por los que los profesionales, incluidos los de WLCF, optan por utilizar software de código abierto en sus sitios web y plataformas.

La idea del código abierto es simplemente esa: un código fuente abierto al que se puede acceder y se puede compartir, utilizar y modificar libremente. Puede que te surjan dudas sobre si es poco seguro o fiable. Todo lo contrario. El hecho de que numerosas personas puedan acceder al código implica que se supervisa continuamente, que se evalúa constantemente por parte de personas que saben lo que hacen y pueden detectar errores, imprecisiones y posibles fallos. También implica que distintos expertos pueden aplicar su conocimiento al código existente, de forma que se crea un gran grupo de colaboradores que pueden mejorar el material continuamente.

Las licencias de software de código abierto fomentan la colaboración entre los usuarios. Animan a los programadores y desarrolladores a adaptar y modificar el código para adecuarlo a su uso particular, siempre que permitan después a los demás hacer lo mismo con su trabajo. Esta colaboración propicia una comunidad online y un espíritu de intercambio.

Una ventaja a menudo poco apreciada del software de código abierto es que da a los usuarios la oportunidad de aprender. Imagina que estás empezando a familiarizarte con el código y su funcionamiento. Aunque probablemente no te recomendaríamos que editaras el código tú mismo, sin duda te animaríamos a echarle un vistazo, estudiarlo y aprender de él.

Optar por un software de código abierto da a los usuarios cierto nivel de control que normalmente no tienen. Pueden utilizar un código fuente que se adapte a lo que buscan y, después, modificarlo y actualizarlo para ajustarlo a sus requisitos concretos. También pueden decidir qué software utilizar y para qué fin, en lugar de verse limitados por las imposiciones de los creadores.

El elemento de la estabilidad es también una ventaja importante a la hora de decidir si utilizar o no un software de código abierto. El desarrollo de este software es constante; no es algo estático que se creará y se quedará tal cual cuando los desarrolladores decidan dejar de trabajar en él. Volviendo al tema de una comunidad online de programadores especializados, esto supone que el progreso y los avances no terminan cuando los creadores del código fuente terminan su trabajo.

Si deseas más información sobre por qué usamos software de código abierto o descubrir más cosas sobre lo que hacemos y la tecnología que empleamos, visita las páginas de Servicios y FinTech de nuestro sitio web o contacta con nosotros.